La soya: una alternativa retadora y beneficiosa para el agro y el país

La soya: una alternativa retadora  y beneficiosa  para el agro y el país

Prensa Asoportuguesa.-

Ante la necesidad de avanzar hacia una agricultura adaptada a los nuevos tiempos, productores, empresas e instituciones agroalimentarias encontraron en la soya una alternativa aplicable en el campo y competitiva en el mercado nacional e internacional, representando una oportunidad de negocios que aportaría un alto contenido proteico a la alimentación de los venezolanos.

Para orientar estas acciones, entre el 2016 y el 2017 se diseñó la Ruta de la Soya, dentro de la cual se creó el Fondo para el Desarrollo de la Soya (Fondesoya), como una iniciativa de los gremios para dar impulso al resurgimiento de este cultivo que en el pasado se intentó consolidar sin éxito.

La Asociación de Productores Rurales del estado Portuguesa (Asoportuguesa) es una de las organizaciones agrícolas que se han involucrado en este proyecto, desde la generación de semillas con las que a futuro pretende garantizar la siembra comercial dentro de su programa de apoyo a los productores.

Como parte de esta integración, Asoportuguesa viene capacitando a sus técnicos y agricultores, a fin de sumarse de una manera eficiente y efectiva a la producción de soya en Venezuela, cuyo manejo agronómico requiere mayor atención y supervisión en comparación con otros rubros tradicionales como el maíz, ya que cualquier “descuido” se traduciría en pérdidas o la disminución de los rendimientos, según explicó José Luis Zocco, representante de Fondesoya.

“Es un cultivo que pocos conocen pero es cuestión de familiarizarse con él. Quizás los agricultores están acostumbrados a sembrar rubros como el maíz, que es un poco más sencillo, pero todo es cuestión de costumbre. El mayor escollo ahorita podrían ser los insumos que no están garantizados en las cantidades que permita satisfacer las necesidades”, dijo.

Para el especialista -que durante años se destacó como investigador para importantes instituciones como Fundación Danac de Empresas Polar- la soya es un cultivo “retador” para los agricultores que, a su juicio, son de naturaleza emprendedora, por lo que seguramente sortearán las dificultades en la consecución de insumos, para sacar adelante la siembra y obtener buenos resultados productivos en la cosecha.

Sobre algunos aspectos técnicos de este rubro, Zocco refirió que aunque la soya se puede sembrar como cultivo principal en el ciclo invierno, también es aprovechable en el período norte-verano, ya que su requerimiento hídrico no es muy alto, llegando a desarrollarse con alrededor de 600 milímetros de lluvias bien distribuidas durante la época productiva.

El representante de Fondesoya considera importante los esfuerzos de Asoportuguesa y otros gremios en generar la semilla para la siembra, con variedades adaptadas al trópico tales como CIGRAS 06 y FP90-6203 que han respondido bien en el campo y a los que se suman dos nuevos cultivares que se tienen con el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA), las cuales se están multiplicando para obtener materiales que se puedan ofrecer a los agricultores.

Si se aumenta la producción nacional de semilla de soya, se podría cubrir la superficie de siembra que se necesitaría para satisfacer la demanda interna, que en la actualidad es bastante limitada. “Confiamos en que este año podamos llegar a 12 mil hectáreas en Portuguesa y con eso darle el impulso par que se vaya desarrollado para que en el 2019 dupliquemos el área”, afirmó Zocco.

Consumo

Al cultivo de soya se le reconoce la ventaja de aportar nitrógeno al suelo, aportando alrededor del 70 % de lo que la misma planta necesita para su desarrollo. Este proceso lo hace a través de nos nódulos que quedan en la tierra y son de provecho para otros rubros que se cultiven posterior a esta leguminosa.

“Otro beneficio es que es una excelente opción para la rotación de cultivos. Cuando rotas una leguminosa con un cereal, se rompen los ciclos de malezas y plagas, permitiendo que el agricultor utilice menos productos, controle mejor estos patógenos y tenga mejores resultados”, destacó el especialista de Fondesoya.

La producción de soya va destinada al consumo humano y animal, con la generación de aceite comestible, alimentos balanceados para animales y directamente desde las fincas, a través del ensilaje combinado con maíz para el alimento del ganado. Sin embargo,  a nivel doméstico Zocco destaca que se puede conseguir carne de soya, al igual que leche a para los intolerantes a la lactosa.

No es moda

Si bien no se busca que los agricultores abandonen un rubro para incursionar en otro, Asoportuguesa espera que se avance en la rotación de cultivos con la soya. “El reto es romper paradigmas para buscar alternativas que se adapten a los nuevos tiempos. Siempre hemos cometido el gran error agronómico de irnos por un monocultivo, sembrar maíz sobre arroz  o sorgo, que no es otra cosa que gramínea sobre gramínea, lo que definitivamente agota los suelos y trae los problemas que tenemos con la maleza”, afirmó Gustavo Moreno Lleras, presidente del gremio.

A su juicio, la soya no es una moda sino una alternativa con alto potencial genético, que da la oportunidad al agricultor de ser rentable debido a que se rige por precios internacionales, eficiente porque su siembra se lleva a cabo bajo un sistema directo que no perturba los suelos y competitivo a futuro, representando la posibilidad de exportarlo cuando su producción interna se consolide .

“En Venezuela, la escasez de proteínas para alimentos balanceados para animales, voltea la mirada hacia la soya como una alternativa. Lo que sembremos hoy en día, lo vamos a tener garantizado. Hay hambre en el sector agroindustrial tanto de aceite como de alimentos balanceados, por la cosecha que nosotros no hemos ni empezado. Así que estamos a inicios de una nueva etapa y ante la crisis, debemos ser creativos”, precisó.

2 1

3 4

6 8

soya 3 soya 2