10 claves de la crisis alimentaria que revela la Encuesta de Condiciones de Vida

10 claves de la crisis alimentaria que revela la Encuesta de Condiciones de Vida

Vida Agro.-

La doctora Marianella Herrera, de la Fundación Bengoa, afirmó durante la exposición de los resultados, que los venezolanos desarrollan estrategias para poder vivir y no para consumir los nutrientes adecuados. “El 70,1% de los encuestados indicó que el ingreso no es suficiente para comprar alimentos. 9 de cada 10 venezolanos no puede pagar su alimentación diaria.80% de los hogares presenta un alto grado de inseguridad alimentaria”, indicó.

Aquí las 10 claves de la crisis alimentaria que revela la Encuesta de condiciones de Vida #Encovi2017

  1. La dieta se centra en arroz, harina de maíz, harina de trigo y tubérculos. Esto es una dieta que podríamos llamar “anémica” porque no aparece el hierro por ninguna parte. A esto se suma la ausencia de lácteos.
  2. “La gente está desarrollando estrategias para sobrevivir, no para alimentarse. Por ejemplo: los casos de yuca amarga”.
  3. La pérdida de 5 kilos es dramático. La pérdida promedio del venezolano es de 10 Kg. 61,2% de las personas se acuestan con hambre por no tener dinero para comer”.
  4. La clase con mayor seguridad alimentaria ha perdido en promedio 10 kilos. El desayuno es la comida que más se omite y muy pocos meriendan.
  5. El aporte de proteínas de alto valor biológico sigue reduciéndose, por lo que el aporte de hierro, zinc, vitaminas A y complejo B también está disminuido.
  6. Se acentúa la desigualdad e inequidad en la alimentación 9. 80% de los hogares se encuentran en inseguridad alimentaria.
  7. Aproximadamente 8,2 millones de venezolanos ingieren dos o menos comidas al día, y las comidas que consumen son de mala calidad. 9 de cada 10 venezolanos no puede pagar su alimentación diaria.
  8. La dieta tradicional continúa perdiendo calidad y cantidad 2. Destaca la disminución del aporte de harina de maíz, y la que se expende en su mayoría es importada, la cual no está enriquecida.
  9. La dieta se centra en arroz, maíz, harina de trigo y tubérculos y la variedad que todavía en 2016 daban las hortalizas se redujo de manera significativa
    en 2017.
  10. A esto se suma la continua disminución en el aporte de lácteos, y los pocos
    que hay, pueden no ser de buena calidad, con una composición disminuida
    de proteínas, calcio y ácidos grasos, característicos de la leche.