Siembra de arroz se enfrenta al reto de incrementar la producción

Siembra de arroz se enfrenta al reto de incrementar la producción

Prensa Asoportuguesa.- 

La siembra de arroz, rubro de consumo masivo en Venezuela, se enfrenta el reto de incrementar la producción ante las necesidades alimenticias de la población, con la cual está comprometida la Asociación de Productores Rurales del estado Portuguesa (Asoportuguesa), que en este ciclo norte-verano 2017-18 proyecta una recuperación en su superficie de cultivo, tras la caída que se ha registrado de manera generalizada en los últimos años por problemas que han desanimado a los agricultores, tales como la inseguridad, baja disponibilidad de insumos y la fijación de precios por debajo de los costos de producción.

Por medio del programa de apoyo a la siembra, Asoportuguesa contempla pasar de 4.000 a más de 7.000 hectáreas durante el ciclo norte-verano, con la intención de volver a la superficie de cultivo que ha manejado históricamente para está época y, con ello, incrementar la cosecha y aumentar la oferta de producción nacional, además de garantizar las cantidades necesarias de materia prima para la generación de arroz blanco a nivel de consumidor, en la Almacenadora Asoportuguesa.

Después del ajonjolí, la siembra de arroz es la segunda más grande de Asoportuguesa en el ciclo norte-verano, donde los técnicos del gremio se han venido desplegado en distintas zonas arroceras para monitorear las labores de cultivo, tras algunos inconvenientes que han tenido los agricultores con la aparición de anomalías como el vaneamiento repentino, el cual ha incidido en la disminución de los rendimientos por hectárea.

En el balance agrícola de Fedeagro correspondiente al 2016, el gremio cúpula de agricultores precisó que la demanda interna de arroz se ubica en 1.200.000 toneladas, de las cuales en ese año la cosecha nacional apenas alcanzó para satisfacer un 41,7 %, con la producción de 500.000 tons. del rubro, afectado por la escasez de insumos como el cloruro de potasio, agroquímicos y la semilla para la siembra.

Tal situación ha conllevado a una crisis alimentaria en Venezuela donde es posible cubrir el consumo interno con cosecha nacional, como se hizo hace casi 10 años -específicamente en el 2008- cuando se llegó a abastecer las necesidades de la población con la producción de 1.276.330 toneladas, cuyo excedente se exportó principalmente al mercado colombiano.