Productores y sociedad civil defienden su derecho a protestar y vivir en libertad

Productores y sociedad civil defienden su derecho a protestar y vivir en libertad

Prensa Asoportuguesa.-

La protesta cívica sustituyó a la tradicional cabalgata y la defensa de la democracia del país, se antepuso a los problemas que agobian a la ciudadanía y afectan a distintos sectores profesionales, económicos y productivos del estado Portuguesa, que este 13 de junio marchó por Acarigua y Araure, a propósito de los 227 años del natalicio del Gral. José Antonio Páez y del Día del Ganadero.

El coleador Valmore Dávila esta vez no dirigió la cabalgata que se acostumbra realizar en honor al “Centauro de los Llanos”, sino que con su habitual lanza, liqui-liqui blanco y “a pie”, encabezó el recorrido de manifestantes, desde la plaza Páez de Acarigua hasta la intersección de la avenida Las Lágrimas con Eduardo Chollet, acompañado de dos caballos, uno blanco y otro negro, colores alusivos a la libertad que claman los venezolanos y el luto que guardan por los más de 60 fallecidos en las protestas de calle que ya superan los 70 días.

La marcha tuvo un marcado significado simbólico de libertad, por el natalicio del prócer independentista que se conmemora, el mensaje de “Soy Libertador” escrito en pancartas y franelas, y la exigencia de que se respete este derecho humano fundamental “amenazado” por la Asamblea Nacional Constituyente que se pretende imponer por medio de la sectorización ilegal del voto para reformar la Carta Magna.

“No queremos una Constituyente hecha como un traje a la medida de algunas personas; que la sometan a un referendo consultivo y sea el pueblo el que decida si la apoya o no”, afirmó Juan Fernando Palacios, presidente de la Asociación de Productores Rurales del estado Portuguesa (Asoportuguesa), al recordar las batallas que libró el Gral. Páez por la independencia y democracia que, ahora, no se pueden dejar perder en el país.

Cerca del recorrido por la av. Las Lágrimas (13 de Junio), dos personas, un hombre y una mujer, hurgaban en la basura para calmar su hambre con sobras, drama social que -entre otras cosas- da cuenta de la debacle del campo, el cual se podría recuperar para garantizar los alimentos a los venezolanos, si a los agricultores y ganaderos les permitiesen “trabajar y producir en libertad, sin andar mendigando los insumos a ninguna institución” como dijo Palacios.

Los productores acompañaron la manifestación pacífica de la sociedad civil porque “se trata de nuestro derecho a tener un país libre, que no sea solo de 20 o 30 personas que se benefician a costa del pueblo y después quieren que 30 millones de venezolanos sean sus trabajadores”, argumentó Antonio Pestana, expresidente de Fedeagro y segundo vicepresidente de Asoportuguesa.

Pestana se mostró contrario a que se cambie la Carta Magna dentro de un marco de ilegalidad, considerando que esto atentaría contra toda la ciudadanía y, en consecuencia, los productores. “Portuguesa no solo lucha por un sector agroalimentario que está en caída libre sino por su libertad. Si nos robaron 5 millones 200 mil hectáreas, imagínense lo que podría pasar con una Constituyente creada a su medida”, señaló.

El presidente de Fevearroz, Fuaz Kassen, también se expresó por el sector productor, indicando que el reclamo social es consecuencia de la crisis que existe en el país y que no duda que se prolongará indefinidamente con la Constituyente y la reforma a la Carta Magna, “cercenando” las posibilidades de alcanzar una Venezuela próspera.

Tras lamentar que por la falta de fertilizantes y otros insumos, en este ciclo invierno probablemente no se alcance ni el 60 % de la siembra de arroz que se tenía proyectado en el país, Kassen reiteró la defensa de “la ruralidad y cultura productiva, porque estamos convencidos que después de que se supere la crisis, lograremos una economía que sea movida por el sector agroalimentario, rescatándola de esa cultura oportunista que se ha generado de la explotación petrolera y las importaciones fraudulentas”.

Gustavo Moreno Lleras, primer vicepresidente de Asoportuguesa, marchó más que como productor, como un ciudadano preocupado por la pérdida de calidad de vida de los venezolanos, citando como ejemplo a las familias que tienen que levantarse de madrugada a comprar una bombona de gas -que antes tradicionalmente les llegaba a la puerta de sus casas- o que deben talar árboles para poder cocinar a leña. “No podemos pensar que el sector agrícola está aislado de una sociedad que se está descomponiendo”, apuntó.

Moreno Lleras sostuvo que no es el momento de las instituciones sino de la ciudadanía que debe sentirse responsable del destino que se está labrando ahora. “Le estamos diciendo ‘no’ a la Constituyente porque después de que se ha contemplado una regla de juego no podemos cambiarla de la noche a la mañana a voluntad de quien está dirigiendo el país y, mucho menos, sacando de la manga una fórmula electoral donde cada ciudadano no va a tener derecho al voto y a decidir si quiere cambiar la democracia que hemos tenido en Venezuela”.

DSC05350 DSC05353

DSC05365 DSC05370

DSC05393 DSC05396

DSC05399 DSC05402

DSC05403 DSC05405

DSC05408 DSC05422

DSC05436 DSC05437

DSC05442 DSC05454

DSC05449 DSC05460

DSC05468 DSC05479

DSC05481 DSC05487

DSC05493 DSC05505

DSC05506 DSC05507

DSC05516 DSC05529

DSC05538 DSC05563DSC05459 DSC05429

DSC05574 DSC05576

DSC05584 DSC05587

DSC05594 DSC05599

DSC05610 DSC05628

DSC05630 DSC05663

P1 p2

P3 P4

P6 P7

 T1 P8

T2 T3

T4 T5

T6 T7