Precios de las hortalizas cruzan barrera de los 1.000 bolívares

Precios de las hortalizas cruzan barrera de los 1.000 bolívares

El Universal.-

Las políticas agrícola y los recursos que se están invirtiendo en el campo tendrán que surtir efecto urgente, o la situación seguirá acentuándose con una oferta escasa de rubros en la mesa del venezolano y unos altos precios que lucen incontrolables. Así observamos como los precios de las hortalizas han subido más del doble. En ello, incide al igual que otros productos de la cesta básica, los salarios de los jornaleros, los insumos, la distribución y la comercialización,  como variables agregadas que se reflejan en el precio final a los consumidores.

En los automercados ofrecen la cebolla a 1.095 bolívares el kilo; el pimentón a Bs. 1.900 el kilo; el tomate a Bs. 1.200 el kilo; el cilantro a 2.900 bolívares el kilo; la papa criolla a Bs. 1.228  el kilo y la zanahoria a 1.400 bolívares el kilo. Sin tocar el tema de las frutas.

Con estos precios referenciales, Emmanuel Escalona, director de hortalizas de Fedeagro, dice que  lo más costoso en la producción de cualquier vegetal es la mano de obra, además del proceso de preparación del terreno, la semilla, los agroquímicos, los empaques, los mecates y hasta los cauchos para los camiones, necesarios para transportarlos. ”Una jornada de trabajo en  el campo  cuesta Bs. 1.800, más cuatro comidas diarias”.

Escalona explicó que para producir una hectárea de pimentón se lleva 120 días de trabajo, y se necesitan de dos a tres personas para cosechar.  Si son tres empleados son Bs. 648.000 en mano de obra. Se suman los costos por insumos y hasta el pago de vacuna.

Para los productores agrícolas la adquisición de la semilla se ha convertido en una preocupación en la producción, cuyos  altos costos se traducen en un alza en el precio al consumidor.  El vocero de Fedeagro dice que “una lata de 10.000 semillas de pimentón debería costar legalmente 20.000 bolívares, pero  en el mercado negro puede llegar a costar Bs. 250.000.  La situación crea una distorsión radical en la cadena de producción que se multiplica por dos y hasta por tres”.

Destaca que la disminución en la producción  de estos alimentos ha sido alarmante “en 2015 se producían 200.000 toneladas de pimentón, y en 2016 se estima unas 80.000 toneladas; igualmente el año pasado se llegó a producir 108.000 toneladas de papa, y caerá a 50.000 toneladas para este año”.  La mayoría de las hortalizas ha bajado su producción a menos de la mitad durante este año 2016, mientras que antes no solo nos abastecíamos sino que exportábamos.

Soluciones

Entre las soluciones de  Fedeagro al Gobierno para disminuir los precios de las hortalizas está eliminar las cadenas de distribución. Emmanuel Escalona solicitó agilizar los pagos de las deudas pendientes con este sector.

Por tal razón, indicó que se ha propuesto una comercialización de forma directa, eliminando los intermediarios, lo cual disminuiría en gran cantidad el costo al consumidor,” pero el Estado como principal comprador también es el peor pagador”, agregó.